Decisiones

blahblahblah

La gente pregunta, y cuando respondes, hay veces que da la sensación que tienes que excusar tus ideas, y luego, tras hacerlo, encima parece que las intentes imponer. Pero no es así, por lo que antes de todo quiero dejar claro que no es así.

Mucha gente me ha preguntado el por qué de mi decisión en el parto natural en casa. Pero todo tiene sus inicios.

Hace muchos años, tras una cesárea, mi mejor amiga se decantó por la idea de un parto en casa. Todo fue fantásticamente, y siempre se me quedó la imagen en la cabeza de irla a ver al día siguiente y verla tan gloriosamente andando de un lado a otro. Nunca podré olvidar esa sensación y, así, cuando con Yuta decidimos tener a Garbancito, propuse mis ganas de tenerlo en casa y, como siempre, me apoyó en ello. Pero una es novata, y en momentos así quieres entender y ser entendida, y por otro lado necesitas ese calor familiar que no te puede dar al 100% tu país de acogida, e aquí dos de los motivos por los que volví a España. Luego había otros como estar un poco con los míos (que también me echan de menos), sobretodo los abuelos, y por último que tenía claro quién quería que fuera mi comadrona, con la que contacte sólo quedarme embarazada.
Por otro lado, ahora no puedo imaginarme un parto de otra manera. Os seré sincera, la simple idea de que me pusieran las vías en un centro médico con el único motivo de “por si acaso”, me ponía blanca. Y viene cuando me pregunto.. ¿por qué? Si un parto es algo natural que toda mujer puede llegar a pasar, por qué motivo medicalizan tanto todo? Si todo va bien, qué motivo nos lleva a querer controlar cada movimiento?. No le veía motivo a esto y a muchos otros puntos como la episiotomía para poder evitar posibles desgarres que nadie te asegura que vayas a tener. Y ya no quiero hablar de la de cesáreas innecesarias etc. que hay últimamente, por lo que no, no quería tener que pisar un hospital si no era necesario. Pero si dices esto, te sale gente por todos lados diciendo casos que han tenido que ingresar de urgencia, que han tenido que reanimar al niño y mil tipos más. Que sí, que luego en casa también puede pasarte, pero las comadronas, como dije anteriormente, van preparadas y, cuando un parto cambia y tiene que ser hospitalizado, siempre da tiempo de llegar. Y no es decir una tonteria cuando poniéndome extremista y fatalista, si un niño naciera muerto, no habría marcha atrás ni en uno ni en el otro sitio (muy a nuestro pesar). Es un parto al fin y al cabo, y nadie nos asegura, cómo va a ir todo. Simplemente hemos de hacer y llevarlo de la mejor manera posible siempre conscientes de lo que REALMENTE queremos y cómo creemos que podemos dar una de las mejores bienvenidas al mundo a nuestros queridos enanos! (sea cual sea el camino que escojamos).

Así pues, pasé mis revisiones en Japón, y como ya teníamos hablado con mi médico de allí, me volví en Diciembre. La vuelta fue tremenda… al estar registrada en Japón, me habían dado de baja de la Seguridad Social, y para colmo, estaba fatal de hierro según todas las analíticas que traía conmigo y no me hicieron unos simples análisis, para saber si todo lo que me metía de hierro al cuerpo era insuficiente o qué, hasta llegado febrero. Muy razonable todo. También la primera visita con la comadrona del ambulatorio fue la bomba. Mireia, inocente, explicó sus ideas y sólo intentaba de hacer cambiarme de idea. Por dicho motivo, pese a hacer lo que realmente quería, mentí por si me pudieran negar de hacerme la ecografía y los análisis correspondientes. Luego me sentí muy tonta, porque no tenía por qué hacerlo. Igualmente, vale la pena que tengas un hospital de referencia y donde tengan tu historial, porque si pasara algo como que el parto no avanza, tengas un PLAN B.
Yo tuve a La Maternitat, y mientras que una primera visita me parecieron decentes, había puntos que no me encajaban. Por ejemplo, yo comenté que quería “parto natural”, que tienen una sala, y me dijeron que sí, que te ponen en una sala para que pases las contracciones, pero a la hora del expulsivo era en una habitación con una cama en la que debías estirarte y bueno.. todos sabemos, coger esa postura que tanto facilita el parto (risas). También, cuando me dieron hora para las correas, me soltaron una cosa que no me gustó , y es que una secretaria muy amablemente me dijo: “nada, te atan a unas correas y, depende cómo, ya te quedas aquí”. Ahí me quedé blanca y decidí que ni de coña iba a las correas, que encima, te ponen de los nervios con el tema; con lo tranquilo que estás sin saber nada. Encima según ellos estaba de una semana más, ya que ni que yo dijera que no era así, ni en Japón ni en España quisieron corregir la FTP (fecha probable de parto), cuando la primera eco decía exactamente lo mismo que yo pero lo apuntaron mal… en fin!
Por otro lado, iba visitando mis comadronas, que pertenecen a Néixer a Casa, y era simplemente genial. Un día tengo que dedicarle un dibujo a una cosa que nunca me olvidaré, pero eso me lo guardo para cuando esté hecho :P. Me transmitían mucha tranquilidad y confianza. Siempre me preguntaban si tenía dudas y se sorprendían que siempre fuera confiada, pero es que siempre confié en mi cuerpo y, si algo se torcía, pues se hacía lo que tocaba y punto. Pero… ¡que por mí no fuera!

Ahora hablaré de los padres… y es que mi padre siempre fue el más cobarde con el tema, el que dudaba y escuchaba más a las opiniones de conocidos. Pero lo hacía porque me quiere y como todo padre quiere que su hija pase es momento lo mejor posible. Por otro lado mi madre se mantuvo más expectante de a ver qué era ésto que yo le decía de parir en casa. Evidentemente al principio ambos se me opusieron, pero cuando vieron que yo iba muy convencida, poco a poco las cosas cambiaron. Además, Néixer a casa organiza cada último viernes de mes, una reunión pasa que madres que han tenido a sus pequeños con ellas, expliquen sus experiencias y te ayuda a saber más al respeto. Yo fui a una con mi madre y fue genial, pudimos escuchar todo tipo de partos y me ayudó a tranquilizarla aún más con mi decisión.
Pero dentro de todo, también hay el tema de la CASA, y es que ese fue un poco un problema. Porque cuando ya hace 4 años que no vivís juntos, el volver se hace duro. Es tu casa, pero no. Ahora eres tú el “de fuera”. Pero dentro de todo, es hablarlo. Porque lo malo es que en el momento del parto quieras que marchen de casa, y eso a nadie gusta. A mi padre le costó mucho muchísimo aceptarlo pero, en su momento, aunque casi no hizo ni falta, marcharon y nos dejaron la casa para nosotros. Pero al cabo de un tiempo es cuando te dicen “nos dio una sensación de abandonarte a tu suerte… ¡qué mal nos sentó!”, y es cuando recapacitas y piensas que realmente no te habrían sobrado allí. Igualmente les agradezco que confiaran tanto en mí y que hicieran lo que les pedí en su momento pese a lo que opinaran y les doliera.

Por último, Yuta, el new-papi… y es que es el que las ha pasado más canutas con todo este tema pese a haber sido él también quien insinuó que me volviera a España. No entraré en detalles en el blog porque hay puntos que tienen que quedar en casa, pero con el trabajo en la empresa ha sido muy difícil todo. Y aún más el hecho de tenerme lejos pese a su viaje para ser presente en el parto, pero ahora ver al peque a través de Skype y notar que a día que pasa, más cambia… es duro, muy duro! Y la de veces que se me ha partido el alma pensando en lo mal que lo debe estar pasando. Pero bueno, ya estamos en modo cuenta atrás, así que nos tomamos la vuelta con muchas ganas!

Con todo este post vengo a decir que han sido muchas las decisiones detrás de cada paso que hemos dado. Han sido duras, mucho, pero también hemos conseguido que ese momento fuera único y especial para nosotros (y sobreroso como queríamos). Un momento que no podremos ni querremos olvidar por tiempo que pase! :)

Anuncios

11 comentarios en “Decisiones

  1. Fina La Endorfina dijo:

    Claro que sí, guapa!! Es un momento único que nunca olvidarás ¡El nacimiento de un hijo! Brutal… Ojalá yo hubiera tenido más información de métodos alternativos a la camilla para parir, porque desde luego es la postura más antinatural del mundo para dar a luz! Será cómoda para el gine que está frente a tu toto, pero para la mami cero…
    Ser madre es genial pero tb duro, porque, y sobre todo al principio (no porque luego no te lo digan, sino porque después una pasa más), tendrás que escuchar tropecientos comentarios que te escuecen y te sientes juzgada. Luego, con el tiempo, te resbalará la opinión de quien sea, ¡Aunque sea la de tu padre! :)
    A mi me pasó con el pecho… tuve que contar hasta a la vecina porque cojones no daba el pecho al gordo…
    En la vida tomamos decisiones y creo que en el ámbito de la maternidad todo el mundo tiene opiniones, visiones, historias, referencias… Peeero ese gordito que tienes cada día entre tus brazos te da las fuerzas necesarias para que no te afecten, te lo digo por experiencia ;)
    Un besote y mucho ánimo!!

  2. Dalia dijo:

    Me ha gustado mucho tu post ^^
    Muy valiente tu decisión del parto en casa y aunque a mi me gustaría ir a un hospital, creo que estabas en lo correcto si eso era lo que tu cuerpo y tu mente te pedían =)

  3. Paprika dijo:

    Hola,

    ¡Qué entrada tan más bella!
    Me gusta mucho el concepto que tienes del parto y me alegro que lo hayas hecho, como tú bien dices, “es un proceso natural”.
    Felicidades de nuevo, saludos a Yuta y a Garbancito

  4. Avencia dijo:

    Me alegro de que a pesar de las presiones hallais hecho lo que querias! Y tener al pasre lejos en esta fase en la que casa día es una aventura nueva debe ser muy difícil. Animo con la cuenta atrás!

  5. Elena dijo:

    Sin duda, me encantas :) Tienes una forma de pensar muy clara y decisiva, y eso me encanta ! Y de nacer en casa qué te voy a decir… es mi gran ilusión ;) Besitos reina !!

  6. mOOntsEsteban dijo:

    Me ha encantado tu post ¡Muchas gracias por compartir tus pensamientos y sentimientos!
    Habéis sido y estáis siendo muy valientes y esto es un aprendizaje que no se enseña en ninguna escuela ,)
    Es difícil hacer las cosas fuera de lo que se entiende por “normal”, ni personas ni administración acaban de entenderte, pero has demostrado que tenías claro lo que querías y que con valentía no hay nada que temer. Tan sólo queda el amor (por cursi que suene)
    Esta última vez que visité Catalunya fuimos a ver a una amiga que nos contó su parto en casa. ¡¡Cinco días estuvo de parto!!. La mayoría de gente no lo entiende pq nos han inculcado que el bebé sufre y todas esas cosas. Ella lo vivió totalmente como quería, sin miedo, y por eso no se queja de nada y la niña salió perfectamente sana.
    Escuchar vuestras historias es realmente precioso y una genial fuente de energía (como mínimo para mí)

    Moltes gràcies pel post i pel recolzament. Una forta abraçada! (encara que sigui virtual)

  7. nictekono dijo:

    Yo soy otra que no le tiene amor a los hospitales… es bueno tener la certeza de que existe esa “otra alternativa” para quien lo desee, finalmente es tu cuerpo y eres quien debe decidir que hacer. Me alegra que todo fuera de la mejor manera para todos, seguro que hacen una hermosa familia.

  8. Núria dijo:

    Gràcies per compartir-ho amb nosaltres. Quan tingui fills la meva intenció és la mateixa. Quan arribi el moment intentaré prendre-m’ho tan bé com pugui, perquè ara ja estic avisada^^.

  9. Bego dijo:

    comento tardísimo, lo sé, pero es que he tenido mucho lío. sólo quería decirte que tienes razón, que es importante que tu decisión sea respetada, sea cual sea, al fin y al cabo la que das a luz eres tú y nadie tiene por qué mirarte raro o incomodarte.
    espero que pronto podáis reuniros con yuta!
    un beso

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s