Él y yo

tatataaa

Han pasado casi seis meses desde mi última entrada, seis meses que necesitaba para mi, para nosotros y para el peque. Ha habido de todo, como en las buenas casas: lágrimas, enfados, risas, momentos mágicos… vamos, de todo todito. Pero aquí estamos de nuevo, con energías renovadas!

La desconexión en muchos aspectos ha sido muy positiva, aunque ha llegado el momento de empezar a ponerme las pilas, porque el blog es tan sólo una excusa para dibujar a diario, de escribir y de expresarme al mundo, y me gusta, ¡no lo negaré! Pero cuando estás lejos es una forma de evadirte de ese mundo en el que eres (aún) la extraña.
Y ya no hablo simplemente del blog, sino ya de conciliar… ponerme de nuevo con las ilustraciones, moverme e intentar avanzar en mi carrera profesional, punto en el que quedé estancada en cuanto me convertí en madre. Llevo poco más de un año repitiéndolo una y otra vez, intentando en vano ponerme las pilas, y una y otra vez admito que he fracasado. Pero no me he dado cuenta hasta hace poco del por qué, y es que, mi hijo es un niño de alta demanda.
Me ha costado horrores, un año entero, aceptar que intentara lo que intentara, no conseguiría mucho. Me frustraba mucho, pero ahora me doy cuenta de que si no podía ser, lo mejor habría sido tomármelo con más calma, disfrutar de lo que estaba viviendo en su plenitud y dejar que el tiempo hiciera lo suyo. En cambio, yo misma no lo he vivido bien. Para mí, una de mis necesidades era ponerme a dibujar y no podía, todo el día pegada al pequeñajo y lo máximo que llegaba a hacer de más eran comidas y mantener la casa al flote. Cuando llegaba la noche, hacía la cena y caía redonda. Parecerá una tontería, pero eso a mi me “estrangulaba”.
Poco antes de hacer los dos años, Garbancito hizo un gran cambio cuando menos lo esperaba. Pese a seguir siendo muy demandante, sobretodo porque no le gusta que yo haga la mía y quiere que esté “omnipresente”, ni que sea mirando lo que hace sin participar,ha empezado a separarse poco a poco. A dejarme incluso toquetear un rato el ordenador sin la necesidad de tener que venir a toquetear las teclas. De ayudarle a montar las vías del trenecito y estar conduciendo trenes durante minutos incluso horas. De querer que le ponga una película y estar tranquilo mirándola. Lo admito, ¡esos ratitos me dan vida! Eso sí, empiezo a ver a Tatáaaata (Totoro),  Dumbá (Dumbo), y Holiiiii (Ben and Holly) hasta en sueños.. c’est la vie.
Pese a todo, una cosa no ha cambiado: y es que ya puedes ser su padre, su abuela, su tía marchosa, quien quieras, que el niño es “pro-mama” cuando él lo quiere/necesita. Pero en estos últimos meses he aprendido a aceptarlo, a valorarlo. Él es así, tiene muy claras sus prioridades y, sobretodo, no va a cambiar.
Nunca imaginé que ser madre sería tan bonito y a la vez tan peliagudo.
Nunca imaginé que se pudiera querer tanto…

… ¡Y es tan difícil a veces!

He aprendido una gran lección en estos meses, y se llama respeto.
Porque aunque solamente tenga dos años, él es él. Es la cosa más dulce del mundo y un bichillo de cuidado al mismo tiempo. Un loco por los coches y los trenes. Vergonzoso hasta niveles insospechables, pero showman a la mínima que no le miran. Acróbata y saltarín, pero maniático con ensuciarse las manos. Le gusta cantar, hablar y dar explicaciones larguísimas, dar abrazos a los conocidos y lanzar besos a tutiplén.

Este es el Noe de ahora, y a mi me tiene enamoradísima :)

Anuncios

11 comentarios en “Él y yo

  1. Regina dijo:

    T’escric en català perqué cap a tu no sé fer-ho d’una altra manera:
    Les desconnexions sempre venen bé i recarguen piles, la veritat, i fer-ho de tant en tant no ens bé malament.
    M’ha agradat molt llegir-te i saber que tornaràs i desde aquí, lluny però aprop a la vegada, t’envío molts petons.

  2. mamaenbulgaria dijo:

    Benvinguda al club de l’alta demanda… No sabia que el Cigronet ho era. Jo també vaig trigar a saber-ho, i tot i que no m’agrada posar etiquetes, així es més fàcil trobar pares i mares en la mateixa situació per compartir experiencies i desfogar-se. Hi ha un grup gran a FB, si vols entrar seràs benvinguda.
    Los demás disculpadme, pero como a Regina, no me sale ya hablarle a Mireia en castellano! Pero se entiende no? :)

  3. Mamamedusi dijo:

    Es genial darse cuenta de las cosas, aceptarlas y disfrutarlas ;)
    Los enanos aunque sean pequeños ya tienen su personalidad y son geniales!

  4. Anna dijo:

    Al final la cosa està en saber acceptar les coses tal com venen i trobar el punt positiu. Poc a poc i tot va sortint :) Per cert, m’encanta el nom del cigronet ^^

  5. remorada dijo:

    de mica en mica tornaràs a dibuixar, de moment a gaudir de’n cigronet (ja massa gran per dir-li així, ara ja te el seu nom tan maco!) que només serà petit una vegada ^^

    (i ja si dibuixes al petit aquí i tornes al blog serem tots molt feliços :P)

  6. Mama Puñetera dijo:

    No sabes como te entiendo, en todo… Mi situación con Valkiria es parecida a la vuestra y aunque disfruto de ella, hay días que esa sensación de no haber hecho nada mas que cuidar de ella me asfixia. Pero creo que todo es pasajero, por eso intento no agobiarme. Si es una niña de alta demanda, que creo que si, no puedo hacer mas que aceptarla y respetar sus ritmos.
    Me alegro de que hayas decidido retomar el blog, seguro que te sienta genial! 😘

  7. Erika dijo:

    Hola Mireia, al igual que tú, estoy casada con un japonés, ilustro y tengo un niño, pero de 1 año, al igual que tú me debato entre el cuidar de mi hijo y el retomar mi trabajo. Me ha costado tanto el dejar de hacer para SER. También he fracasado en mis intentos, he sentido con la necesidad a diario de regresar a dibujar, de ideas que quiero retener para hacer. Y aún sigo así, paralelamente creo que mi hijo será prqueño un corto tiempo, a comparación de la vida que tengo para seguir alcanzando mis sueños. Y ser mamá es incluso más duro y difícil que sentarse en un escritorio por 8 horas. Así que cuando menos lo esperes, te encontrarás dibujando con mil cosas que expresar, porque definitivamente eres una mejor versión de tí. ;)

    • Mireia Moreno dijo:

      Hola, encantada! Aunque ya te seguía en instagram ;)
      Exacto, es que dejas todo tu mundo, y el nuestro no es como depende qué trabajo que marchas y te evades del mundo, al contrario, en muchos casos trabajas en casa, y eso lo complica todo hasta el infinito.
      Muchos ánimos a las dos! Por aquí poco a poco lo vamos logrando<3

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s